Archivo de la etiqueta: amor

GLOSARIO DEL HO’OPONOPONO

Te quiero compartir este  glosario del creador de sistema hawaiano del perdón y el amor, HO’OPONOPONO. Viene  incluido en el libro CERO LIMITES.

“Ho’oponopono es un regalo profundo que permite desarrollar una relación que trabaja interiormente con la Divinidad, desde adentro, y nos enseña a pedir, en cada momento, que nuestros errores en el pensamiento, palabras, hechos ó acciones, sean limpiados, sean corregidos. El proceso es esencialmente sobre libertad, libertad completa del pasado.”

golondrinajunco

En su libro  “Cero Límites”  JOE VITALE IHALEAKALA HEW LEN, PhD

Hace unos meses se me ocurrió la idea de hacer un glosario parlante de los personajes esenciales de la auto identidad Ho’oponopono. Puede familiarizarse con cada uno de ellos a su propio ritmo.

1. Auto identidad: Yo soy la auto identidad. Estoy formada por cuatro elementos: la Inteligencia Divina, la mente súper consciente, la mente consciente y la mente subconsciente. Mis fundamentos, el vacío y el infinito, son una réplica exacta de la Inteligencia Divina.

2. Inteligencia Divina: Yo soy la Inteligencia Divina. Soy el infinito. Yo creo las auto identidades e inspiraciones. Yo transmuto los recuerdos y los convierto en nada.

3. Mente súper consciente: Yo soy la mente súper consciente. Yo superviso la mente consciente y la mente subconsciente. Evalúo y hago cambios apropiados en la solicitud Ho’oponopono a la Inteligencia Divina iniciada por la mente consciente. No me afectan los recuerdos que se repiten en la mente subconsciente. Yo siempre soy una con el Creador Divino.

4. Mente consciente: Yo soy la mente consciente. Poseo el don de la elección. Puedo permitir que los recuerdos incesantes dictaminen la experiencia de la mente subconsciente y mía o puedo iniciar la liberación de dichos recuerdos a través de la práctica incesante del Ho’oponopono. Puedo solicitar instrucciones de la Inteligencia Divina.

5. Mente subconsciente: Yo soy la mente subconsciente. Soy el almacén de todos los recuerdos acumulados desde el inicio de la creación. Soy el lugar donde las experiencias son experimentadas en forma de recuerdos que se repiten o inspiraciones. Soy el lugar donde residen el cuerpo y el mundo en forma de recuerdos que se repiten y como inspiraciones. Soy el lugar donde viven los problemas en forma de recuerdos que reaccionan.

6. Vacío: Yo soy el vacío. Soy el fundamento de la auto identidad y del cosmos. Soy el lugar donde nace la inspiración de la Inteligencia Divina, el infinito. Los recuerdos que se repiten en la mente subconsciente me desplazan, pero no me destruyen, lo cual evita el flujo de inspiraciones que provienen de la Inteligencia Divina.

7. Infinito: Yo soy el infinito, la Inteligencia Divina. Las inspiraciones, fluyen de mí como frágiles rosas, hacia el vacío de la auto identidad, donde son fácilmente desplazadas por las espinas de los recuerdos.

8. Inspiración: Yo soy la inspiración. Soy una creación del infinito, la Inteligencia Divina. Me traslado desde el vacío a la mente subconsciente. Se me suele ver como una ocurrencia totalmente novedosa.

9. Memoria: Yo soy la memoria. Soy un registro de una experiencia pasada localizado en la mente subconsciente. Cuando me detonan, repito las experiencias pasadas.

10. Problema: Yo soy el problema. Soy la memoria que repite una experiencia pasada nuevamente en la mente subconsciente.

11. Experiencia: Yo soy la experiencia. Soy el efecto de los recuerdos que se repiten o las inspiraciones en la mente subconsciente.

12. Sistema operativo: Yo soy el sistema operativo. Puedo hacer funcionar a la auto identidad con el vacío, la inspiración y la memoria. 13.Ho’oponopono: Yo soy Ho’oponopono. Soy un antiguo proceso Hawaiano para resolver problemas actualizado por Morrnah Nalamaku Simeona, Kahuna Lapa’au, reconocida como un Tesoro Viviente de Hawai en1983. Estoy compuesto por tres elementos: arrepentimiento, perdón y transmutación. Soy una solicitud iniciada por la mente consciente a la Inteligencia Divina para anular recuerdos y reestablecer la auto identidad. Empiezo en la mente consciente.

14. Arrepentimiento: Yo soy el arrepentimiento. Soy el comienzo del proceso de Ho’oponopono iniciado por la mente consciente en forma de solicitud a la Inteligencia Divina para transmutar los recuerdos y convertirlos en nada. Conmigo, la mente consciente reconoce su responsabilidad por la repetición de problemas que realiza la memoria en la mente subconsciente, y por haberlos creado, aceptado y acumulado.

15. Perdón: Yo soy el perdón. Junto con el arrepentimiento, soy una solicitud de la mente consciente al Creador Divino de transformar los recuerdos de la mente subconsciente en nada. La mente consciente no sólo se arrepiente sino que también pide a la Inteligencia Divina que la perdone.

16. Transmutación: Yo soy la transmutación. La Inteligencia Divina me usa para neutralizar y liberar los recuerdos convirtiéndolos en nada en la mente subconsciente. Sólo puedo ser usada por la Inteligencia Divina.

Ho’oponopono. Les deseo paz más allá de todo lo comprensible.

O Ka Maluhia no me oe.

Que la paz los acompañe

Ihaleakala Hew Len, Ph.D. Director emérito The Foundation of I, Inc. Freedom of the Cosmos

DE VERDAD? NO ESPERAS NADA DE NADIE?

 

Era sábado por la tarde, hacía un calor como hacía tiempo no se había visto, el yuquero les preparaba sus raspados de chile con limona las dos muchachas que parecía que estaban enmuinadas. La Cuquita que platicaba con Flora, la vecina que trabajaba en la botica, muy atribulada, aunque más que atribulada yo la mire encanijada con sus ojos llorosos.

-No Flora! Todos son iguales, ya no se puede confiar en ni uno, ay tienes al Anselmo que me dijo que me quería que yo era su amor, el muy condenado se fue con con la maestra de la escuela, aunque suene a corrido, nomás no lo mate porque mi apa no tenía cortita, nomás tenía el rifle, pero sin balas. – le decìa Cuquita

-Flora la escuchaba, la abrazo y le dijo, esto tambièn pasara Cuca, desde el cielo tu amà te cuida.

textgram_1497067680¿En verdad?
¿Que nadie espere nada de ti?
Nadie absolutamente nada ¿¿¿¿????

Muchas cosas llegan solas, es cierto y en forma sorpresiva; tambièn llegan otras después de varias cosas hechas por ti. Las puertas de las oportunidades y del desarrollo se abren de forma misteriosa, tambièn conforme has ido dando a quien menos esperaba de ti, también has recibido de quien menos lo imaginabas no sólo cosas buenas, también has vivido decepciones y rechazos.

¿Recuerdas aquella vez que invitaste a tu amiga a tu casa después de la escuela y te dijo que no, lo recuerdas? Fuiste rechazada, más comprendiste que no tenía permiso, la apreciabas, te gustaba su compañía.

Claro que has vivido decepciones, como cuando e chico que te gustaba se mudó a otro país porque su papa tenía una mejor oferta de empleo, como lo extrañaste, ¿lo recuerdas?

Recuerdo la vecina de la casa de tu abuela, tenía 8 meses de embarazo, su bebe no pudo nacer vivo y el doctor intento e hizo todo lo que pudo, las enfermeras la atendieron con amor, no por lastima, sino porque eran mujeres y entendían lo que ella sentía, lo habían visto varias veces.

No siempre todo es alegría o satisfacciones, hay decepciones y hay desilusiones por esperar demasiado de cierta circunstancia o situaciones, hasta de TI MISMO(A).

Las personas no percibimos de igual forma, por tanto, no reaccionamos de la misma forma y a muchas personas nos cuesta comprender eso más que a otras.

Para Miguel el azul marino es azul acero y para Juan el azul marino es azul oscuro casi negro. Miguel  intento convencer a Juan de que él tenía razón hasta que vio la camisa  favorita de Juan  y entendió que jamás verían el azul de igual forma, a diferencia del rojo sangre, ese si lo ven igualito.
Gracias a eso, vamos aprendiendo que el amor es más que un capricho de deseos cumplidos,  que es comprensión entre otras muchas  cosas más (emociones, sentimientos, química, o como le llamen)  que es algo que nace natural,  espontáneo entre personas que tienen una sincronía de pensar, de  sentires, de intereses,  objetivos, etc….que se manifiesta en el cuerpo y en el espíritu, en nuestra motivación y en nuestras acciones, en nuestro estado físico y mental.

Hoy muchos y muchas jóvenes pueden mal entender nuestra forma de expresar “AMARSE A SI MISMA” esta breve frase implica más que un sentimiento egoísta de primero yo y luego yo y nada más yo. Hoy muchos creen que tener hijos implica dejar de amarse a sí mismos como si un chucky bebe llegara a exprimirles todo el amor que sienten por ellos mismos. O que casarse y comprometerse con una sola persona, creen que es poner toda su persona en dependencia de otra y viceversa y que en lugar de ganar van a perder.

Hoy, no muchos entienden la palabra servicio, cuando el servicio lo damos desde el momento que manejamos un coche y cedemos el paso a otro, cuando le preguntas a tu hermana: “oye voy a preparar hot dogs, tú quieres? Mañana te tocan a ti”. Cuando visitas a un cliente y le ofreces tus servicios o los productos que vendes para su proceso de producción.

Hace tiempo leí por ahí
“La forma en que dices las cosas influye, tus palabras crean y llevan intención ”

No esperar nada de nadie es como llevar muerta el alma…es como decir, no esperes nada de mí, nada te daré. Nada hare en mi beneficio ni en el de los demás, que al cabo todo llega solito.

“Doy mi comprensión sin esperar la misma forma de comprensión hacia mí de su parte.”
“Mi vida provoca que las cosas sucedan fácilmente para un bien común.”
“Aprendí que fuimos criados en diferentes entornos y reaccionamos diferentes y llegamos a acuerdos porque me interesa tu presencia en mi vida.”

Laura Cevada

9-junio-2017

 

 

CONTRATOS FAMILIARES: CÓDIGOS QUE TE IMPIDEN SER LO QUE ERES

familias-e1442122623813Los contratos familiares son una especie de “códigos” que están situados en lo más profundo de nuestras mentes en forma de creencias y de todo tipo de inhibiciones que nos paralizan. Un contrato es un acuerdo entre dos partes que se comprometen a dar algo y a recibir algo a cambio. Pero no todos los contratos están sobre papel, ni siquiera son verbalizados, ni tampoco todos están en el plano de la consciencia. Más aún, como en el caso del nombre, hay contratos que aceptamos en desigualdad de condiciones porque se “sellan” en la más tierna infancia: el niño intuye que el incumplimiento implica no ser querido, lo que significa la muerte. 

Cuenta Marianne Costa que en un momento de su vida escribió en un papel de pergamino: “soy una fracasada”. Después lo firmó con una gota de su sangre y lo enterró. En ese lugar plantó una bella flor y empezó a diseñar su realidad liberada de esa maldición. (Es un acto psicomágico, donde nos liberamos de esos códigos que recibimos de nuestra familia)

Estos contratos pueden afectar a nuestros cuatro egos. Ejemplos de contratos intelectuales:

Muchas de las creencias que tenemos son contratos que mantenemos con nuestro árbol genealógico, ideas que se nos han transmitido desde nuestros bisabuelos y que no podemos cuestionar. (Debemos deshacernos de cualquier creencia que no sea bella y útil)

  • “Serás abogado, como los hombres de provecho de esta familia” (En árboles donde el artista es considerado como un muerto de hambre, que en realidad no sabe hacer nada)
  • “En esta casa se habla cristiano” (No me salgas con querer estudiar lenguas… sólo hay que hablar una lengua: la materna)
  • “Eres torpe como tu madre” (Una profecía que actúa como una maldición que acaba cumpliéndose)
  • “En la vida debemos dejar las cosas igual que nos las hemos encontrado” (Señal de que el árbol se ha estancado…)
  • “Un hijo nunca debe superar a un padre” (Una locura absoluta que se conecta con la neurosis de fracaso)

Los contratos intelectuales son como las “ideas irracionales” que describe Albert Ellis, raíces de nuestras emociones perturbadas y comportamientos desajustados. La psicogenealogía conecta con su famosa y en muchos casos efectiva RET (Terapia Racional Emotiva), en el sentido que la familia configura un esquema de creencias tóxicas que nosotros adoptamos por lealtad a ella y que se mueven en cuatro ejes fundamentales:

  • Si no tienes lo que necesitas, te mueres. (Si mi novio me deja, me muero”)
    La herencia tóxica es confundir la necesidad con el deseo. Si no tienes alimento, te mueres, pero si deseas a tu novio y no lo tienes, sigues viviendo…
  • Esto es horrible (Es horrible que tenga que cancelar mis vacaciones)
    Se juzga en exceso. No hay nada categóricamente malo o bueno. Hay hechos que nos causan más o menos dolor. Si ordenamos los hechos dolorosos de 0 a 10 y en el 10 ponemos la muerte de un ser querido, ¿cómo valoraremos cancelar una vacaciones?
  • No lo soporto (No soporto la soledad)
    Hay situaciones que matan, son insoportables. Creer que algo es el límite entre la vida y la muerte nos hace sentirnos agonizantes cada vez que eso sucede. Eso lleva a preferir un desastre de relación amorosa, la soledad está prohibida por el árbol, porque es acercarse a la muerte.
  • Si sucede algo malo es que hay un culpable y tiene que ser condenado. La familia nos enseña a juzgar y buscar culpables en los que descargar la responsabilidad de lo que pase, o a culparnos a nosotros mismos. Los acontecimientos no son una confluencia de factores, nada tiene una única causa. Si nos sentimos culpables de algo, la mejor medicina es una fórmula con tres elementos: la aceptación, la reparación y el aprendizaje de lo sucedido para evitar en lo posible repetir el mismo error en el futuro.

Nuestro cerebro más primitivo nos dicta la orden de obedecer cuando la amenaza es ser expulsado del clan.

Ejemplos de contratos emocionales:

Suelen venir en formato de inhibiciones emocionales. Muy asociados a los niveles de consciencia infantiles…

  1. “No crezcas” (Si se hace mayor un día abandonará a sus padres. Esta orden lo mantendrá con una edad emocional de 10 años para el resto de su vida)
  2. “Aquí somos del Madrid” (Desde el primer mes de vida el niño es socio del club. Cuando crece no tiene alternativa, si no le gusta el fútbol o no es madridista, será considerado un traidor o un enfermo)
  3. “No seas tonto y no te hagas novia” (Quédate con la madre…ella no te defraudará)
  4. La pareja es para toda la vida. (Nadie se ha divorciado jamás, en nuestra familia todos somos muy católicos)
    Los contratos emocionales nos atan con fuerza al pasado y fomentan las relaciones basadas en la dependencia emocional. Disolver estos contratos es abrir al fin la puerta a la libertad de amar con un nivel de consciencia superior.

Ejemplos de contratos libidinales:

Aquí están todas las inhibiciones creativas y sexuales.

  1. “El teatro, la pintura, la música, son una pérdida de tiempo” (Es como decir que no debes dedicarte a cosas que no son de provecho…)
  2. “Esta relación no te conviene” (Podríamos preguntarnos: ¿a quién no le conviene en realidad?)
  3. “Te casarás a los 25 años y a los 26 llegará la única hija”
    Este podría ser un contrato inconsciente que se repite de generación en generación. Un proyecto que el árbol tiene para nosotros
  4. “La mujer que expresa deseo sexual es una fulana” (Si el sexo de la mujer es sólo un instrumento de procreación, se le prohíbe gozar con su energía libidinal y a la postre de la creación y de la vida). La prohibición de la homosexualidad y de prácticas sexuales no existentes en el repertorio del árbol, también son contratos que al incumplirlos nos bloquean la libido o nos sentimos culpables y merecedores de castigos si “nos salimos del tiesto”.

Ejemplos de contratos materiales-corporales-económicos:

Las inhibiciones económicas. Es necesario que encontremos los elementos que permitan separarnos de la violencia, del miedo y de la culpabilidad…

  1. “Eres idéntico a tu abuelo” (Y con ello uno de los linajes toma posesión del hijo)
  2. “No toques los botones que los romperás” (Cuando no te dejan tocar nada es porque no tienes espacio)
  3. “El dinero es el pecado” (Si nos hacen creer que el dinero es sucio, nos generará mucha culpabilidad ganarlo)
  4. “El que arriesga pierde”, “Más vale pájaro en mano que ciento volando”, “Más vale malo conocido que bueno por conocer”… (Salir del territorio es una deslealtad imperdonable y tenemos un miedo ancestral a no volver a ser admitidos en el clan).

Todo esto insta a acomodarse con una pareja que ya no aporta nada, un trabajo insatisfactorio, una casa que no es un hogar y también a una ciudad, un banco, un grupo de amigos etc. Instalados en un territorio para siempre, porque nos han enseñado que arriesgarse es perderlo todo, en lugar de impulsarnos a seguir nuestros deseos como sabio camino de transformación.

Los contratos se cumplen por lealtad, pero también por temor a las consecuencias. Digamos que hay un miedo a ser castigados, a que se cumplan esas predicciones (maldiciones): “Si te divorcias, te mirarán mal”, “si te haces artista, vivirás en la pobreza”.

Un acto psicomágico para sanar este tipo de miedo al incumplimiento a lo que los padres ordenaron, consistiría en realizar metafóricamente la predicción, escenificándola delante de ellos.

“No hay alivio mas grande que comenzar a ser lo que en realidad somos.

Desde la infancia nos imponen destinos ajenos. Es conveniente recordar que no estamos en el mundo para realizar los sueños de nuestros padres, sino los propios.

-Alejandro Jodorowsky-

compartida  por  nuestra estimada Alicia Petkiewicz Brooks

¿Hasta dónde amar?

amor

Llegó el correo, empiezo  abrir uno por uno,  voy leyendo,  descartando unos,  guardando otros. De repente abro  y leo  ¿Hasta dónde amar?

Y me pregunto hacia mis adentros.  ¿Laura, hasta dónde amas? Hasta donde me amo.

Hasta dónde te amas es una forma de  tu capacidad de amar, las manifestaciones de amor solo dependen de tu forma de ser,  de enviar ese amor de una y mil  formas.

Amar no quiere decir  permitir ciertas prácticas de algunas personas a tu alrededor,  cuando una persona  muere no se acaba el amor, se manifiesta de diferente forma, hacia el recuerdo de los momentos vividos. No porque  te divorcies significa que el padre o la madre  de tus hijos deje de serlo por tan solo haber firmado la disolución del contrato, la convivencia se volvió agotadora, desgasto el amor de pareja, el pasional, el empático, el comprensivo, comprendiste que no podias seguir lastimándote a ti mismo(a) hubo hijos!,  esto significa que  habrá un lazo permanente, los hijos son la representación viva  de que un día la manifestación del amor  fue  práctica, quiero decir  de viva  voz ,  de vivo  tacto,  tal vez  hoy solo quede el cariño por lo concebido  por tu propia  elección en su momento.

Otro tipo de amor

“No porque tu hijo actúe de una forma en la que no estás de acuerdo, significa que lo dejes de amar” existe  la comprensión y respeto en su forma de vida y de hacer las cosas,  respetar las diferencias no solo de ser sino de las mismas manifestaciones del amor mismo. Amar a nuestros  hijos  también con lleva  hacerles ver, comunicarles  que  no apruebas ciertos comportamientos y negociar lo que es mejor para la familia, para ellos inclusive,  a veces nos cuesta  comprender que su percepción de las cosas es diferente a la nuestra,  hemos de conciliar con nuestra propia mente y corazón para venderles la idea, no desde nuestro deseo, sino hacerles sentir ese deseo como suyo propio, de lo que es mejor para ellos en función de su propia vida y su desarrollo (negociación).

Formas de manifestar el amor

Unos  abrazan, otros llaman,  otros sonríen, otros regalan, otros tocan, yo soy  madre  y mis  hijos manifiestan el amor de diferente manera a pesar de que reciben el mismo ejemplo, el mío, lo que si creo, que ellos toman lo que esto representa  y que mas tarde  llevaran ese significado en el futuro  a sus propias  familias. Diferencias de acción no quiere decir que  sean diferencias de concepción y de logro.

Amar no  solo significa estar, amar  a alguien que ya no está en tu vida de forma activa significa que aunque  no esté le  recuerdo  con cariño por  todo lo que en su momento  ha  significado.

Para muchos   el amor es como un contrato que  en cuanto las personas  se van de su vida  rompen con todo lazo, toda memoria, lo refunden en el cajón de mero abajo, así ya no se puede sentir nada, y cuando alguien les pregunta por esa persona se quedan mudas, otras despotrican y otras simplemente sonríen y dicen no se mucho de ella ahora pero espero que esté bien.

Heridas

Amar también implica llevar heridas y cicatrices en el corazón y la memoria, pero  el enfoque que le des  a cada una solo es parte de una elección de vida, así como un día  elegiste manifestarle  amor  a esa persona que desató una herida en tu ser,  la cual  ahora  le puedes  dar un contexto de sufrimiento  o un contexto de “me hizo crecer, me sentí lastimada sin embargo hoy comprendo que no fue su intención si no algo en su historia que no le permitió hacerlo de diferente forma.

El regalo de la comprensión

Mucho dicen que no hay perdón o mejor dicho que no hay nada que perdonar,   tal vez es cierto, tal vez sea comprender que  hay en las personas heridas que calan hondo  y que no cicatrizan por mas amor que les manifiestes, muchos aun como  como vitacilina, que solo ellas mismas podrán auto curarse conforme  se permitan una mirada compasiva a sus ancestros que les dieron vida, amor y formación.

AMATE A TI MISMO,  frase  muy trillada  sin embargo del todo cierta,  y de la forma en que  te AMES A TI MISMO, es la forma en como logras comprender  al que tienes enfrente, no somos la madre Teresa de Calcuta,  ni la gente es pordiosera de cariño, simplemente la gente tiene  una historia  que  muchas veces  hacen consciente  y les permite  en el presente sentir de  forma diferente.

“Al maestro con cariño”  aquellos  maestros que exigieron mas de ti mismo son los que recuerdas mas por lo que ello represento, MEJORARTE a ti mismo.

AMAR también  es  seguir  ampliando el  corazón.

Laura Cevada

 

HONRAR A NUESTROS PADRES

…En resumen, todo se deriva de la relación con nuestros padres, nuestro libre  fluir en gran parte depende de ello y gran parte se repite de generación en generación.

Honrar a nuestros padres incluye sentir agradecimiento por el regalo de la vida, es un acto de amor que con nada podremos retribuirlo a ellos, mas si podemos retribuirlo a los que nos siguen, la mejor manera de darles un homenaje es tomar aquello que nos dieron desde el corazón y hacer cosas grandes con eso.

Con profundo amor y agradecimiento hacemos reverencia ante su vida,  tengamos presente que ellos también fueron hijos  y también tuvieron padres. Al recibir la vida de nuestros padres estamos comprometidos a tomar lo que ellos nos pueda dar, y así al recibir la vida los hijos no pueden añadir, ni suprimir, ni rechazar nada como un acto de humildad de lo recibido.

¿Cómo honrarlos? Con un acto de amor, ya sea que estén o no aun con vida, podemos visualizarlos e inclinarnos ante ellos  en una posición totalmente sueltos, soltando brazos y cabeza, dejando salir toda aquella emoción, alegría, felicidad y también toda carga que esto represente. Este acto de amor nos pone en sintonía con la vida y con el amor.

Agradecer nos regala un vinculo que nos marca toda la vida, si bien es cierto que no podemos regresar el tiempo para resarcir alguna actitud, alguna circunstancia que hoy veo desde otra perspectiva, esta mirada  nos otorga comprender la compasión que nos regala el amor, como adulto, asumir la responsabilidad de lo que vivo hoy y destrancar los nudos que pudieron formarse en algún tiempo.

Sanar estos vínculos a veces puede resultar doloroso por las huellas que persisten, las heridas ocasionadas, pero es como el paciente que se somete alguna operación, es indispensable acudir a las curaciones  para que la herida sane de la mejor manera. Así este es un trabajo diario que nos permite reconectarnos con la vida  y con los demás. A continuación los pasos que recomienda Bert Hellinger para honrar y sanar nuestros vínculos.honrar-a-papa

¿Qué pasos seguir para sanar mi relación con mis padres? 

*Reconocer que no existen fórmulas mágicas, por muy buenas que sean las técnicas actuales de terapia si les otorgo el poder sanador, estoy dejando de asumir mi responsabilidad interna que es la que realmente me lleva a hacerme consciente.

*Comprender que hicieron lo que mejor sabían hacer. Cada uno de nuestros padres está sometido a sus propios padres, con sus dinámicas de vinculación particulares. Con las costumbres de su época. Aprendieron con nosotros por ensayo y error con las herramientas que tenían.

*Aceptarlos tal y como son. Cuando yo como hijo quiero cambiar a mis padres estoy asumiendo el papel de padre y me lleno de soberbia con ello, rompiendo la ley de vida, por ello efectivamente fracaso. Algunos padres efectivamente abandonan o maltratan…eso es real, pero esa aparente imperfección nos da un regalo, porque nos otorga la posibilidad de amarlos como son.

*Renunciar a creerme mejor que mi padre o madre. Porque la vida se encargará de demostrarnos que los terminaremos haciendo igual o pero que ellos. La vida compensa la humildad.

*Avanzar hacia la vida en lugar de quedarnos anclados en los reclamos y los juicios, que lo que vivimos nos sirva de experiencia, para hacer algo bueno con ello, para vivir una buena vida. Porque si mantengo el sufrimiento no habrá valido la pena nada de lo que hicieron.

*Aprender a cuidar de ti es hacerte responsable de tus sueños y metas y dedicárselo a esos dadores de vida, porque gracias a ellos puedes hacerlo, independientemente si los conociste o no, de los abusos o maltratos. Porque ellos viven dentro de ti, gracias al legado que te dieron aquí y ahora.

*Respetándolos como grandes, eso en ningún momento implica que tú te vas a quedar a su lado y que se encarguen de ti o que tienes que hacer lo que te dicen. Es comprender que lo que dicen está lleno de su visión de la vida y que es válido para ellos. Tampoco procurar que hagan lo que deseas o creerte que sabes que es mejor o peor para ellos.

*Y sobretodo Agradeciendo lo que te dieron, porque gracias a eso estás  hoy aquí y puedes  pasar tu vida a otros. El restablecer los vínculos amorosos con tus padres es un camino  a llevar  mejores  vínculos con tus hijos y tus relaciones en general.

Bibliografía: Bert Hellinger, Los ordenes del amor.