Archivo de la etiqueta: actos de amor

El amor une, porque es libre

mi y mi“Para que nosotros mismos seamos libres, debemos dar libertad a los demás

A través de las experiencias, las personas  vamos  almacenado en el alma el amor, la sabiduría, el valor, la tolerancia, la comprensión, etc., resultado de diario VIVIR.

Somos libres cuando damos libertad a los demás,  dando libertad a todas aquellas personas que tienen que ver con nosotros. Al dar  libertad y respeto dejamos de ejercer control y/o manejar la vida del otro para darnos cuenta de que la intromisión ha desaparecido de nuestras vidas, no es una tarea  fácil, porque son precisamente aquellas personas a quienes amamos en donde ejercemos control. 

Nos podemos liberar del dominio de los otros concediéndoles su libertad de elección y disfrutar de nuestra propia elección de querer estar sentado(a) junto a el o ella.

Lord Nelson fue muy sabio cuando en una ocasión miró a través del telescopio con su ojo ciego. 

Muchas veces esperamos que el otro haga  lo que a nosotros nos gustaría hiciera, sin embargo que bella sorpresa cuando vemos que disfruta de experimentar algo que el o ella gusta. Sus ideas también son correctas, aun y sus caminos discurran en una dirección diferente al nuestro, nuestra meta es la misma al final del camino. 

“Te entrego tu vida, es tuya, estoy lista para aceptar tus decisiones, hoy mi contribución como madre es acompañarte cuando lo requieras, darte soporte cuando lo necesites  y abrazarte con amor  cuando te haga falta, te amo con todo mi corazón, confío en lo que traté de mostrarte de la vida. confío mas aun en tu capacidad de aprendizaje”

Si damos libertad a todos y a todo lo que nos rodea, comprobaremos que seremos mucho más ricos y abundantes que nunca, ya que el amor que da libertad es el gran amor que une todavía más”

Que  cada quien tenga  la libertad  de escoger estar  contigo, de disfrutar tu compañía  y  de la misma  forma  tu goces de la  libertad  de decidir  quienes  te acompañen en tu camino

Resumen de: Libérate a ti mismo (1932), Dr. Edward Bach