“REAVIVAR LOS DONES”

Ahora que  anda por nuestra  tierra el Papa Francisco  con una renovada forma de transmitir el mensaje de la FE cristiana,  me  encanta  ver  a un  Hombre, un hombre ataviado con la vestidura de jerarca de la iglesia católica, un hombre con el don de transmitir  de una forma actualizada el mensaje de amor,  a la vida, a la familia, como sociedad, llamando las cosas como son,  bastante aterrizado a nuestros tiempos,  tiempos que estamos viviendo y que no son del todo fáciles en todos los rubros, tanto familiares (sociedad)  como del mundo en la política y los negocios,  llamo negocios  a la generación de empleos  bien pagados. Consiente de que  las idealizaciones  no ejercen,  consiente de las REALIDADES que vivimos  y buscando  generar  una aceptación  para ellas  y  a la vez  ofrecer  puertas abiertas  para  el acompañamiento y compartiendo la ESPERANZA de una forma de vida mas sana y con amor.

Me quedo  con varias cosas que ha mencionado  en estos últimos dos días

“Dios  es el padre nuestro, no el padre mío,  sino el padre de todos” me invita a pensar  que  Dios no solo ejerce para mi o por mi,  sino  que  ejerce para mi  y lo mío  es  o será útil  a otros. Dios habita en mi y por tanto habita en otros mas, somos un conjunto de Dios que nos  ha tocado  coincidir por alguna razón en este pasaje. Sigamos aprendiendo, sigamos caminando.

“Familias divididas  generan  sociedades  divididas”  Somos en gran medida  un cumulo de patrones aprendidos desde nuestra  familia,  hemos aprendido a  cocinar como mamá y a reírnos y enojarnos como papá, hemos disfrutado de los días de campo, los domingos de  palomitas en la plaza, de los sábados de limpieza general, sacudir y acomodar cajones, de las tortillas recién hechas con frijoles en la mesa de la abuela, del castigo por irte sin permiso con la vecina un martes por la noche a casa de su tía y de irte sin cenar por no haber hecho la tarea.   No importa como funcione  tu familia mientras se mantenga unida en el amor y respeto,  no importa  que a veces no comulguen  sus ideas, la familia se apoya también en las diferencias, a veces no entendemos que somos “individuo”  y como tal se integra a la convivencia  y a la contribución de la misma, por tanto hay momentos buenos  y momentos no tan  buenos,   me quedo con un “comprendo que somos distintos, aquí estoy para apoyarte, alentarte”  

Todo lo que pasa en cuadro chico, repercute en el cuadro grande, procurar un cuadro chico sano es parte de nuestra evolución, personas  con problemas de familia buscan desahogarlos fuera de casa, a veces de forma  positiva y a veces  esto repercute en forma  nociva para todos como sociedad.  Dejemos de vivir  en la creencia de que nada cambia  y que todas la épocas son iguales  y por tanto la forma de resolver las situaciones es la misma, no llore  y  sígale.

Creo que queda clara la función del estado, buscar oportunidades para todos  y todos buscar  el logro personal por medio del conjunto  para que  gocemos del bienestar  de lo que producimos.

“Reavivar los dones otorgados”  ¿Realmente estamos consientes de los  dones que poseemos?  ¿Los ponemos al servicio de lo que hacemos en el día a día?  Al comprender  que  estamos llenos de recursos el andar se hace ligero,  se nos llena el alma de entusiasmo por compartir  parte nuestra en lo que hacemos y  con quienes lo hacemos,  somos  como niños  arriesgándonos  a  la aventura acompañados del club de Toby, puede ser que con tiento  en algunas ocasiones pero una vez dado el primer paso el segundo  es mas fácil.  Y es que cuando  usamos nuestros dones, éstos se complementan con los de otros  y  se crea  un nutritivo circulo de  amigos y compañeros  que  nos alentamos unos a otros a seguir,  algunos desde  la palmada  y otros desde la palabra, funcionamos en conjunto para  sentir cada uno a su  forma  sus vivencias y experiencias.

Me  quedo con la parte  del diálogo, donde  el  diálogo otorga interés genuino por  compartir espacio y tiempo con la determinación  de darle cauce al río,  podemos ser  como granos de mostaza creciendo en la abundancia del ser con un solo sentido, disfrutar la vida y sus diversas maneras…somos seres que se van impregnando de todo un poco lo que palpa el alma,  en momentos nos  desconectamos de la brújula, cada día  es  un buen día  para  seguir  a donde  vamos, con calma, sin prisa y con un toque de sensatez que nos indique  que tenemos la dosis perfecta de locura y compartirnos.

 

 

Laura Cevada

15-02-2016

 

visita  nuestro canal en YouTube.com

https://www.youtube.com/channel/UCMx4TaVm0Hk1Y6bFYzUYbCw?sub_confirmation=1

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *