“El corazón de la Madre, es la escuela del niño”. H.W. Beecher

mayo 11, 2014

comparto

ESPECIAL  del 10 de MAYO.

“El corazón de la Madre, es la escuela del niño”. H.W. Beecher.

Hay mujeres en todos los niveles sociales que son educadoras, científicas, muy buenas anfitrionas, otras no tanto, enfermeras, vendedoras, artistas, trabajadoras sociales, cocineras profesionales, doctoras, terapistas, deportistas, etc., etc., etc., y todas sin excepción, son mujeres muy valiosas y capaces en su especialidad; pero, ser Madre, es algo único, maravilloso, extraordinario. Y pese a que tú puedes ser Madre, esto te podría sonar trillado, ambiguo, sin sentido.

Pero, fíjate nada más lo que significa desempeñar el papel y ser Madre, todo lo que implica esta frase: “Ser Madre es fuente de Vida”.  Porque ser Madre y tener un hijo, una hija, es como traer el corazón caminando a tu lado, fuera de tu cuerpo, ¡Ah, y cómo sufre una Madre por proteger a sus hijos! Simplemente, el corazón de una Madre es algo inmenso y glorioso.

El cuerpo de la Mujer, es una de las más bellas y grandes creaciones; es una belleza que alimenta, que nutre, que ofrece Vida. Y además, es una belleza que da consuelo, su sola presencia nos transmite y nos dice: “Todo va a estar bien”.

Claro que no todas las mujeres son Madres, pero todas las mujeres están llamadas a ser Madres, porque ser Madre es nutrir, entrenar, educar, criar hijos; tienen el “don único” de ayudar a otros para motivarlos a ser más de lo que verdaderamente son, a alentarlos, a darles alas en su viaje hacia su verdadera razón de “ser”. Conscientes que:

“Hay dos regalos que debemos dar a nuestros hijos; uno es Raíces, y el otro Alas”. Bert Hellinger. 

Hablando, enseñando desde el corazón a una hija, a un hijo, en armonía; despierta ella, consciente él, de que al alcanzar su edad adulta continuará viviendo una Vida que nació del corazón de una Mujer Amorosa: su Madre. 

Y todavía, con todas tus bendiciones, tus fortalezas, pese al equivocado concepto de quienes te consideran “el sexo débil”, puedes convertirte en Madre de los hijos de otras personas; sí, aunque te parezca un disparate, una cuestión fuera de la realidad. El mundo actual, necesita de Madres como Tú.                                                                                                                                          

Este es un fragmento que ejemplifica lo anterior: en el libro “El Gran Divorcio” (The Great Divorce) C.S. Lewis, su autor cuenta de alguien que llega al cielo y Una Maestra se dispone a enseñarle el lugar, cuando de pronto se encuentran con una Mujer de una belleza esplendorosa, rodeada de luminosidad y le dice:                                                                                                            

                                                    “Mira se trata de alguien nuevo, alguien de quien no habías oído. Mientras vivía en la Tierra, se llamaba Sara Smith y era de Golders Green. Parece ser buena persona, y……………….. ¿Se trata de alguien especial? Pregunta la Mujer. Así es, ella es alguien muy importante; ya sabemos nosotros que la fama en la Tierra, y la fama aquí, son cosas con significados totalmente diferentes.  Pero, ¿Quiénes son todos esos jovencitos y jovencitas que la acompañan?                                 

¡Ah! Ellos son sus hijos y sus hijas. ¡WOW! Seguramente tuvo una familia muy numerosa. En realidad no; pero todo niño que la conocía, se consideraba su hijo. Hasta el niño que le ayudaba con sus encargos y los dejaba en la puerta trasera del patio. Bueno, cada niña que la conocía, era como su hija.                   Entonces ¿pusimos un encargo demasiado difícil, para sus verdaderos padres?  No, nada de eso. Lo que sucede es que hay quienes se roban el corazón de los hijos de otras personas. Y en ella, su clase de maternidad era diferente. Aquellos en quienes inculcó y transmitió su instinto y calor maternal, regresaron a sus padres amándolos más. ¡Fíjate que hasta los hombres se convirtieron en sus amantes de cierta manera, por la forma en que volteaban a verla! Pero la veían, no con el tipo de Amor infiel; era de otro tipo, el tipo de Amor que los incitaba a regresar a casa más a fieles, más amorosos, más entregados a sus esposas”.

Y estos, son aspectos cotidianos, detalles  tan comunes que ya no les prestamos atención; el mismo Reino Animal nos ofrece  numerosos actos de Maternidad Increíbles; aquí les presento uno de ellos.                                         

Posiblemente entre algunas de Uds., haya quienes no son Madres, pero todas, todos sin excepción tenemos o tuvimos una; y tal vez haya algunas, algunos que anhelan seguir teniéndola, independientemente de lo buena o mala, de lo defectuosa que haya podido ser tu relación con ella; esa relación, llegó a lo más profundo de tu persona ayudando a darle forma a quien eres, para modelar tu personalidad, para influir en tu comportamiento.                                                                              

¡Y todavía, a pesar de ya no estar a tu lado!

Una Madre inteligente, amorosa, noble, hace un Acontecimiento Notable, digno de ser contado, del momento en que sus hijas, sus hijos deciden conservar, mantener y llevar con ellos cuanto se les ha enseñado.  Podría asegurar con determinada certeza que para muchas personas, su Madre se convirtió en alguien muy Especial; y tal vez esta composición, describa uno de estos significados, se denomina: 

 

Casi un Ángel

Porque me vas acompañando en cada paso que voy dando por la Vida,  Y porque entiendes perfectamente, nuestras diferencias,  Demuestras una paciencia infinita, ante mis cambios de temperamento y hormonales,   Expresas con singular serenidad cuanto piensas y sientes,                                                                    Me das ánimo cuando algo me sale mal, y te alegras enormemente con mis éxitos,  Pese a todo, siempre estás ahí, a mí lado,                                        Escuchando, hablando, apoyando, motivando, guiando, que …………………….Pareces un Ángel………………..

Gracias a tu dedicación y atención, escuchas atentamente mis proyectos, mis ideas,   Sin competir, sin criticar, le vas dando claridad a mis pensamientos,       Intuyes cuando necesito de un consejo, de unas palabras, de tu presencia, Y cuando estamos en comunión, en soledad tú y yo…………………………., Preces un Ángel, a quien………………………………………………………………………., sólo le faltan sus alas.   

 Ahora, que sí todavía hicieran falta más adjetivos, más calificativos, mayores argumentos al papel, al rol que desempeñas como Madre, invita a tus hijas, a tus hijos, y que HOY te regalen cinco minutos de su tiempo para conectarse a la liga siguiente en Internet:  http://shar.es/Tkl6h. Al finalizar, con un fuerte, cariñoso y expresivo abrazo, estoy seguro que pese a la diversidad de opiniones, coincidirán unánimemente en lo que representas como Madre para TODOS ELLOS, porque:                   

              “Todas las maravillas que buscas, están dentro de ti misma”. Thomas Browne.

¡Muchas Felicidades en tu Día!

Les desea.                                                                                                                                                     

Javier De León E.

P.S.- En homenaje póstumo a mí Madre.

                                                                          

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

      

Comments

No Comments Yet.

Got something to say?





¿Que son las Flores de Bach?

Los 7 grupos de Flores de Bach

1. Para tratar los temores
2. Para tratar la incertidumbre

3. Para tratar el desinterés en lo actual
4. Para tratar las manifestaciones de la soledad
5. Para tratar la susceptibilidad a las influencias y opiniones de los demás.
6. Para tratar la desesperación y el abatimiento
7. Para tratar a aquellos que sufren por los demás

Noticias